Sonia Bernal
Sonia Bernal
Publicado el 23 de Enero de 2012

En una cabina de radio. Tenía 21 años, y trabajaba como locutora en San Miguel. El 31 de diciembre de 1991, por sorteo, me tocó a mi la "mala suerte" del turno de la noche hasta el amanecer en la Radio Cristal 9.9 FM en San Miguel. Siempre acostumbraba en mis turnos a escuchar -en el monitor- otras emisoras ya que no teníamos internet. Escuchaba radio mil80, y el locutor empezó a hablar del histórico acuerdo. 

Sintonicé rápidamente otras estaciones que confirmaban la noticia. Sin pensarlo más, abrí el micrófono y empecé a reproducir la noticia; mi familia es de Santiago de María, estaban como a unos 35 kilómetros de San Miguel, y me llamaron de la casa de la vecina para confirmar lo que decía y toda la gente de la casa (que me escuchaba por la radio) empezó a gritar de felicidad y se lo contaron a los vecinos y reventaron cuetes. 

Mientras tanto, el teléfono de la cabina de Radio Cristal, empezó a "reventar": los radioescuchas llamaban para preguntar si era verídico lo que decía al aire, y yo, con muchas lágrimas en los ojos y un nudo en la garganta, les decía que sí, que en todas las radios se estaba diciendo lo mismo. 

Puse las llamadas que pude al aire esa madrugada, no recuerdo ni la música que ponía de fondo, sólo sé que era tropical, ya que era un especial de fin de año. La gente llamó y llamó, y lloró. Seguramente en sus casas se abrazaron y yo estaba tan emocionada. Creo que fui privilegiada de tener un micrófono, una radio que llegaba a toda la zona oriental para anunciar de primera mano el acontecimiento que llegaba la paz (o que al menos que el conflicto armado terminaba).